Consejos para proteger la piel del culito de tu bebé

Si acabas de ser mamá o papá, seguro que te ha sorprendido lo fina y suave que es la piel de tu bebé y lo delicada que es en la zona del culito. La piel es muy vulnerable y sensible, de modo que cualquier factor externo puede resultar una amenaza. El contacto con la orina o las heces de forma prolongada provoca irritación en la piel del bebé, que se agrava con el calor y la poca circulación del aire dentro del pañal.

Estos tres factores son la causa principal de las rojeces del culito del bebé:

  1. Las heces: contienen enzimas irritantes que pueden dañar la piel. La acción de estas enzimas se ve favorecida por la presencia de orina y por la oclusión de la zona.
  2. La orina: la piel queda empapada y se vuelve más frágil con la humedad prolongada en la zona.
  3. El pañal: con el movimiento del bebé, el roce continuo del pañal puede llegar a eliminar los lípidos de protección naturales de la piel. Además, el pañal crea un entorno oclusivo donde el aire apenas puede circular y hay una temperatura algo más elevada.

La irritación de la piel, el enrojecimiento y el escozor son síntomas de lo que se conoce como dermatitis del pañal y es muy frecuente en bebés. Esta puede ser provocada por la exposición prolongada a la humedad causada por la acumulación de las heces y orina en el pañal; además, el uso de jabones perfumados y no neutros hace que la epidermis se vuelva más vulnerable y llegue a perder la función protectora de la piel.

La dermatitis del pañal se puede prevenir y atenuar. Asegúrate de que el pañal es transpirable, extra-absorbente y desechable. Para limpiar el culito, lo mejor es usar agua y una esponja suave. Cámbiale el pañal a menudo y déjale el culito al aire unos minutos después de quitarle el pañal sucio.

Es importante ofrecer una capa de protección a la piel del culito para evitar las rojeces y mantener un nivel óptimo de hidratación. Es conveniente, en el cambio de pañal, aplicar una pomada, formulada con emolientes y pantenol, especialmente diseñada para el cuidado diario ya que ejercerá una doble protección en la piel del culito del bebé:

  • Desde el exterior, los emolientes forman una barrera protectora que evita la deshidratación y la aísla de sustancias irritantes.
  • Desde el interior, el pantenol protege la piel favoreciendo su proceso natural de regeneración.

Recuerda que para aplicar la Pomada Protectora sobre la piel del área del pañal, ésta debe estar siempre limpia y seca.

Sigue nuestro blog para aprender a cuidar de tu salud y la de los tuyos.

 

Image

Productos relacionados

Bepanthol® Bebé

Bepanthol® Bebé

COSMÉTICO

Bepanthol® Pomada Protectora Bebé es una fórmula especial que protege la delicada piel de los bebés contra irritaciones y posibles amenazas que pueden dañar su vulnerable y sensible piel.

Más información

Comprar

Descubre la gama completa