Síntomas del eccema

Síntomas 

Síntomas en bebés 

La piel de los bebés es más fina y por ello más sensible a las influencias ambientales que la de los adultos. El eccema puede aparecer en las primeras semanas de vida, en forma de zonas de piel seca o brotes en la frente, las mejillas, la barbilla o las piernas. El picor asociado puede llegar a impedir al bebé conciliar el sueño. 

Síntomas en niños 

En niños mayores de dos años, el eccema se manifiesta en forma de sequedad, enrojecimiento y descamación de la piel, especialmente en zonas de pliegues como los codos, las corvas, la zona de detrás de la oreja, o las muñecas, los tobillos y las manos. 

Síntomas en adultos 

En adultos, el aspecto de las lesiones del eccema es similar, pero estas tienden a afectar a zonas distintas, como el cuello, la cabeza, los hombros y el pecho. 

Síntomas en ancianos 

El envejecimiento de la piel la vuelve más fina y sensible. En los ancianos, los síntomas son los mismos que en adultos más jóvenes, aunque pueden ser más intensos porque la piel tiene menos lípidos y está menos hidratada. 

Haz clic aquí para saber más sobre los eccemas 

Imagen curva Bepanthol productos relacionados
Bepanthol® SensiControl

Bepanthol® SensiControl

COSMÉTICO

Bepanthol® SensiControl es el cuidado diario que proporciona una hidratación efectiva y duradera a las pieles sensibles y atópicas

Más información

Comprar

Descubre la gama completa

Bepanthol® Calm Crema

Bepanthol® Calm Crema

PRODUCTO SANITARIO

Bepanthol® Calm Crema cumple con la normativa de productos sanitarios. No utilizar sobre piel con heridas.

Más información

Comprar

Descubre la gama completa